Amor.

Se acercaba el día en el que por fin él y ella se fundirían el uno con el otro. Cada vez la distancia entre ellos era menor, día a día el fuego que en él ardía se presenciaba más y más en la tez oscura de ella.

A las 14.07 minutos de un miércoles cualquiera, observados por miles de curiosos y por algunos expertos, ambos decidieron definitivamente enloquecer abrazados…

Fue el eclipse solar más largo e intenso jamás visto.

Anuncios

Acerca de 1prosaenverso

Amante de la comunicación no verbal, de las metáforas y analógias. De decirlo todo sin las palabras adecuadas. Enamorada del amor que no existe.
Esta entrada fue publicada en Prosaenverso, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s