Imanes.

Mi mirada se clavó en ellos durante un rato, uno sin el otro eran simples y aburridos, unidos eran la perfección.

Los observé juntarse como si les fuese la vida en ello, abrazarse completamente hasta casi fundirse, ser uno.

Estaban tan hechos el uno para el otro que los campos magnéticos jugaban a su favor, cara con cruz, cruz con cara… polos opuestos increíblemente hipnotizantes.

Eso sí, ni se te ocurra girar a uno de ellos 180º, pues romperás la magia.

La perfección sólo existe a la mitad.

Anuncios

Acerca de 1prosaenverso

Amante de la comunicación no verbal, de las metáforas y analógias. De decirlo todo sin las palabras adecuadas. Enamorada del amor que no existe.
Esta entrada fue publicada en Prosaenverso. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s