El viento.

El viento fue el culpable y ni el sol ni la calma salieron a ayudarnos.

Me soltaste sin querer entre tantas ráfagas envidiosas que me dirigían a un lugar opuesto al que tú ibas. No miraste atrás y sin tu ayuda no supe seguir tus pasos.

El viento eliminó tus huellas de la arena y simplemente me quedé sentada observando sola las olas del mar, tan previsibles y a la vez tan hipnotizadoras…

Anuncios

Acerca de 1prosaenverso

Amante de la comunicación no verbal, de las metáforas y analógias. De decirlo todo sin las palabras adecuadas. Enamorada del amor que no existe.
Esta entrada fue publicada en Prosaenverso, Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El viento.

  1. Juanga dijo:

    Y quien te dice a ti que no volverá aún sin haber huellas. Yo volvería a buscarte, total, fijo que estarías esperando 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s