Hora punta.

Odiar lo inevitable, lo profundo, lo superficial, lo mágico y lo muggle, mi ímpetu y mi cobardía, los estados de ánimo, de espera,  y de la luna.

Pero sí, sobretodo lo inevitable, lo comodidad de un lugar que acaba convirtiéndose en acogida de lluvias otoñales de mi Estado. La música de fondo que alienta a no dejar los dedos quietos sobre esas letras robotizadas que inunda un fondo blanco de motas negras (o vaya usted a saber de qué color, predeterminado quedó de antemano).  Instigando a aquel viejo de anteriores escritos a poner el FF de mi propio video para que vuele el día, pero ya que no hace caso, le pondré yo dos ruedas para al menos sentir viento en la cara mientras el espejo no deja de mostrarme una cara totalmente desconocida y odiosa, ¡Quién sabe! A lo mejor el viento hace que la imagen salga borrosa y así, pasado mañana del año que viene, no recordar aquel día.

Anuncios

Acerca de 1prosaenverso

Amante de la comunicación no verbal, de las metáforas y analógias. De decirlo todo sin las palabras adecuadas. Enamorada del amor que no existe.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s