Ya no te quiero.

Ya no la quiero, no, Yo no. Quizá sólo lo hacen mis manos, esas que tiemblan cada vez que el viento que la roza a ella termina rozándome a mí.

Pero no, Yo no la quiero; aunque mis labios echen de menos perderse entre los vértices de su cuerpo y mis sueños revivan todas las noches aquellas palabras que nunca quise escuchar.

Pero qué va, ¿Yo? ¿Quererla? No, ya no. Aunque cada vez que ella ría, mis ojos se aneguen de lágrimas por no ser ya quien recibe sus cómplices sonrisas.

Seguro que no… ya no la amo, aunque mi voz busque los silencios para llegar a sus oídos y cuando los encuentra enmudece de terror por temer que ya no sea lo que ella quiera escuchar…

Pero no, seguro, Yo ya no la quiero… No… porque… ¿cómo voy a quererla si de quien sigo enamorado es de quien Ella ha dejado de ser…?

Anuncios

Acerca de 1prosaenverso

Amante de la comunicación no verbal, de las metáforas y analógias. De decirlo todo sin las palabras adecuadas. Enamorada del amor que no existe.
Esta entrada fue publicada en amor, Prosaenverso, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s