Historias de amor.

Me susurré a mí misma mil historias de amor. Cada día una nueva, cada día una más fascinante.

Me imaginé jinetes heridos luchando por amor contra malvados condes de ojos oscuros. Me arrastró el viento que dejaba a su paso aquella Muchacha para evitar que Él cogiera aquel tren sin un primer beso.

Sentí el peso de aquellos libros que cayeron cuando Él se distrajo mirándola pasar como cada día por aquella parada de autobús.

Leí notas de amor del Chico de aquella tienda de discos a aquella Joven que compraba cada día uno sólo para hablar con Él.

Vi aquel mapa mundi marcado con pinchos rojos, uno por cada sitio distinto del mundo donde Ellos se habían besado.

Luego llegaste. Me regalaste un beso y dejé de imaginar. Supe, entonces,  que ahora le tocaba a otros soñar con historias como la Mía.

Anuncios

Acerca de 1prosaenverso

Amante de la comunicación no verbal, de las metáforas y analógias. De decirlo todo sin las palabras adecuadas. Enamorada del amor que no existe.
Esta entrada fue publicada en amor, Prosaenverso, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s