Sé – cuando el amor no se trata de saber.

Sé lo que piensas aunque ya no lo digas a centímetros de mis labios. Sé que evitas pasar al lado de todos nuestros bancos. Sé que me sueñas y lo agridulce que es el despertar. Sé que te mueres por mis palabras pero que nunca más vendrás a buscarlas. Sé que sufres medio en silencio – a veces ni el orgullo es capaz de retenerme entre tus labios – . Sé que te intentas convencer de que yo no soy lo que necesitas para ser feliz – soy una de tantas – iluso de ti… Sé que no entiendes por qué a veces soy como el sol en invierno y otras como la nieve en verano. Sé que seremos pasado y siempre seremos futuro. Pero también sé, que jamás volveremos a vivir el presente.

Es un mal día, no una mala vida – me dijo como excusa al despedirse.

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Pensando(te) en voz alta…

El mundo ha cambiado poco en 23 años, seguimos representando el mapa del mundo de la misma manera; España sigue unida, al menos físicamente, a Europa central; Madrid continua siendo la ciudad que nunca duerme y personas como tú y como yo siguen naciendo día tras día para acabar encontrándose en algún momento de la vida.

Y así sin más sucedió contigo.

De repente, el mundo, tan grande y tan estático, tan impredecible e irónico, puso de manera inesperada a aquel chico delante de mí. Con su cazadora de cuero y adidas desgastadas; con barba de más de tres días y esa sonrisa como invitación a conocernos.

Y todo cambia, descubres lo inevitable que es quererle, lo fácil que es confiar en él, lo llenas de amor sostenido que están nuestras pequeñas discusiones, y las ganas que tienes de empezar a cambiar tu pequeño universo con él. Te das cuenta que de su mano sólo existe el ahora; pero en la mente no vuelves a imaginar un camino en solitario.

Sí, como empecé diciendo, el mundo ha cambiado poco en 23 años… pero ¡ay todo lo que cambiaste el mío en 24…!

1424639204105

Publicado en amor, Inicio, Prosaenverso, Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Amor

Brillará tanto como un amanecer reflejado en un mar, de lágrimas.

Como siempre, ilusa de mí, sólo escuché (o quise escuchar) la primera parte de aquel enunciado.

Publicado en amor, Prosaenverso | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Eres. Descripciones gráficas.

Eres como la botella de agua (templada para mí, fría para ti) tras deshacer la cama juntos por segunda vez.

Refrescante, cristalino e… inevitable.

Publicado en amor, Inicio, Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Fue nuestro.

Fue nuestro. Mágicamente nuestro. Lo dice aquel banco vencido hacia la izquierda, pues no concebía sentarme en otro sitio que no fueran tus vértices. Lo nuestro nunca fue hacer balanza.

Fue nuestro. Muy nuestro. Tanto que éramos un Ellos y no él y ella, tanto que la pantalla del televisor se moría por que llegáramos a casa para ponerse a vernos. Sofá a deshoras, cafés y duchas compartidas. Película X de amor desorbitado.

Fue nuestro. Repentino y nuestro. Con muestras de amor en servilletas, con billetes recortados en forma de corazón y anclados a la nevera, con paraguas torcidos de arrojarlos bien lejos solo para empaparnos juntos, de botellas de vino blanco con finales dulces.

Nuestro, muy nuestro. Pero…

Fue.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Se miraron.

Algunos dirían que eternamente, (aquellos que leen y releen los mismos libros por miedo a dejar de compartir momentos con los personajes entintados, o a olvidar los recuerdos que éstos les transmiten).

Otros dirán que por décimas de segundo, (los que persiguen al Hombre del Tiempo a bordo del minutero sin querer ver que éste es el dueño de las agujas del reloj).

Pero en realidad el Tiempo en aquel momento, estaba a la cola de las cosas importantes. Pues ambos; un instante arriba, un instante abajo; acababan de reconocer algo que jamás habían visto antes.

Publicado en Actualidad, amor, Prosaenverso, Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Alguien me comentó que están los que olvidan sin poder decir antes adiós y aquellos que dicen adiós y que jamás pueden olvidar

Alguien me comentó que están los que olvidan sin poder decir antes adiós y aquellos que dicen adiós y que jamás pueden olvidar. Yo no supe dónde situarme, no dije adiós por no tener que escribir mi nombre al final de aquella carta de aquel último libro.

¿Te perdí? No lo sé, en realidad, lo que he perdido gracias a ti es una manera determinada de pensar.

Conocí a todos tus demonios, aquellos que no paraban de hablarme en otra lengua, y que poco a poco me impedían respirar profundamente, como en algún momento, ambos habíamos hecho al unísono.

Contigo aprendí a interpretar silencios y a no esperar respuestas, y sin duda, es algo que ansío desaprender. Siempre me han enamorado las palabras, a la cara, al oído, tintadas; y no me quiero acostumbrar a no recibirlas o entregarlas más.

Y ahí fue cuando entendí, que yo, soy un cúmulo de sensaciones, situaciones y emociones imposible de controlar pero a la que se puede acompañar por cualquier tipo de camino y haga el tiempo que haga sobre mí; las riendas eran lo primero que tendrías que haber soltado.

Luego me di cuenta de que los gestos cariñosos se quedan en palabras y no en emociones compartidas cundo no son genuinos y bidireccionales y ahí fue cuando me planteé qué me estaba haciendo a mí misma al seguir así.

Hay cosas que siempre serán demasiado para ti, y yo lo era… Cuando lo comprendí, te dejé ir.

 

Alguien me comentó que están los que olvidan sin poder decir antes adiós y aquellos que dicen adiós y que jamás pueden olvidar. Hoy, me permito ser la excepción que confirma la regla…

Bye.

Publicado en Actualidad, Prosaenverso, Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario