Eres. Descripciones gráficas.

Eres como la botella de agua (templada para mí, fría para ti) tras deshacer la cama juntos por segunda vez.

Refrescante, cristalino e… inevitable.

Anuncios
Publicado en amor, Inicio, Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Fue nuestro.

Fue nuestro. Mágicamente nuestro. Lo dice aquel banco vencido hacia la izquierda, pues no concebía sentarme en otro sitio que no fueran tus vértices. Lo nuestro nunca fue hacer balanza.

Fue nuestro. Muy nuestro. Tanto que éramos un Ellos y no él y ella, tanto que la pantalla del televisor se moría por que llegáramos a casa para ponerse a vernos. Sofá a deshoras, cafés y duchas compartidas. Película X de amor desorbitado.

Fue nuestro. Repentino y nuestro. Con muestras de amor en servilletas, con billetes recortados en forma de corazón y anclados a la nevera, con paraguas torcidos de arrojarlos bien lejos solo para empaparnos juntos, de botellas de vino blanco con finales dulces.

Nuestro, muy nuestro. Pero…

Fue.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Se miraron.

Algunos dirían que eternamente, (aquellos que leen y releen los mismos libros por miedo a dejar de compartir momentos con los personajes entintados, o a olvidar los recuerdos que éstos les transmiten).

Otros dirán que por décimas de segundo, (los que persiguen al Hombre del Tiempo a bordo del minutero sin querer ver que éste es el dueño de las agujas del reloj).

Pero en realidad el Tiempo en aquel momento, estaba a la cola de las cosas importantes. Pues ambos; un instante arriba, un instante abajo; acababan de reconocer algo que jamás habían visto antes.

Publicado en Actualidad, amor, Prosaenverso, Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Alguien me comentó que están los que olvidan sin poder decir antes adiós y aquellos que dicen adiós y que jamás pueden olvidar

Alguien me comentó que están los que olvidan sin poder decir antes adiós y aquellos que dicen adiós y que jamás pueden olvidar. Yo no supe dónde situarme, no dije adiós por no tener que escribir mi nombre al final de aquella carta de aquel último libro.

¿Te perdí? No lo sé, en realidad, lo que he perdido gracias a ti es una manera determinada de pensar.

Conocí a todos tus demonios, aquellos que no paraban de hablarme en otra lengua, y que poco a poco me impedían respirar profundamente, como en algún momento, ambos habíamos hecho al unísono.

Contigo aprendí a interpretar silencios y a no esperar respuestas, y sin duda, es algo que ansío desaprender. Siempre me han enamorado las palabras, a la cara, al oído, tintadas; y no me quiero acostumbrar a no recibirlas o entregarlas más.

Y ahí fue cuando entendí, que yo, soy un cúmulo de sensaciones, situaciones y emociones imposible de controlar pero a la que se puede acompañar por cualquier tipo de camino y haga el tiempo que haga sobre mí; las riendas eran lo primero que tendrías que haber soltado.

Luego me di cuenta de que los gestos cariñosos se quedan en palabras y no en emociones compartidas cundo no son genuinos y bidireccionales y ahí fue cuando me planteé qué me estaba haciendo a mí misma al seguir así.

Hay cosas que siempre serán demasiado para ti, y yo lo era… Cuando lo comprendí, te dejé ir.

 

Alguien me comentó que están los que olvidan sin poder decir antes adiós y aquellos que dicen adiós y que jamás pueden olvidar. Hoy, me permito ser la excepción que confirma la regla…

Bye.

Publicado en Actualidad, Prosaenverso, Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Círculos.

–          Me quitas el sueño – me dijo.

–          Y tú los besos – respondí.

Y encantados, repetimos durante toda la noche aquella conversación, esta vez, sin palabras.

Publicado en amor, Prosaenverso, Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Triple seco.

Era irónico. Yo ahí sentada acompañada de una llamada perdida en mi móvil. No cualquiera, era él, el de hacía dos meses.

Minutos antes acababa de ver terminar una película que te dejaba sabor de existen las almas gemelas.

Y ahora, entra mi hermana por la puerta recuperándose de la resaca del día anterior, valga decir que no había dormido en casa.

Y con un triple seco en la boca, metafórico aunque no me importaría si fuera real, me pregunto de qué coño va esto… Hace cuatro meses habría llorado con esa película, hoy en día envidio a mi hermana, y pasado mañana querré devolver esa llamada.

Supongo que no estamos llenos de razones,                                                                                       sino de opciones razonabDSC_0957les a considerar,        aunque ni tú ni yo sepamos de qué van.

Publicado en amor, Prosaenverso, Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Bye bye, skinny love.

And that was all. You broke the floor I was standing on. You confused my steps and I finally arrived here. Day by day I ask myself where am I but not everyday I get a concrete answer.

I just know that I loved you as I had never loved someone, but today I am pretty sure that I don’t want to love anyone like I used to love you.

People say that loves makes you suffer, and maybe that is why I believed in us, now I know that that is not true. Loving someone is not going to bed with tears in the eyes, loving someone is not living in the past, loving someone is not missing the couple that we used to be.

Someone came while I was thinking of you, of us, and said:

–          But… you will never find someone like him.

I smiled for the first time in some days and answered.

–          Who said that I want it?

Freedom

Publicado en amor, Prosaenverso | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios