Promesas.

– ¿A dónde van las cosas que nos prometemos y no cumplimos? – me preguntó mientras las sábanas se alejaban indiscretamente de su cuerpo.

Sólo ella era capaz de embarcarse en pensamientos filosóficos después de hacer el amor, creo que era una de las cosas que me atraía tan profundamente de Martina.

-Quizá saltan de boca en boca hasta que algún valiente e insensato las cumple… o quizás no… – continuó. Era una de sus conversaciones en voz alta, de aquellas que no sabes cómo terminarán. – Por eso yo ya nunca prometo nada.

Anuncios

Acerca de 1prosaenverso

Amante de la comunicación no verbal, de las metáforas y analógias. De decirlo todo sin las palabras adecuadas. Enamorada del amor que no existe.
Esta entrada fue publicada en Actualidad, amor, Prosaenverso y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s