Empapemos el (nuestro) mundo

Me cogiste de la mano y corrimos sin yo saber el destino, cualquiera a tu lado era como estar en Casa.

Y en mitad de la nada nos alcanzó. La Lluvia. Y Tú me abrazaste – fue tan jodidamente reconfortante… porque yo ni siquiera te lo había pedido.

Ahí, nos quedamos ahí durante minutos, empapados, felices.

A lo mejor la lluvia existe para que nos rocemos – o eso nos gusta creernos.

Anuncios

Acerca de 1prosaenverso

Amante de la comunicación no verbal, de las metáforas y analógias. De decirlo todo sin las palabras adecuadas. Enamorada del amor que no existe.
Esta entrada fue publicada en amor, Inicio, Prosaenverso y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s