Se miraron.

Algunos dirían que eternamente, (aquellos que leen y releen los mismos libros por miedo a dejar de compartir momentos con los personajes entintados, o a olvidar los recuerdos que éstos les transmiten).

Otros dirán que por décimas de segundo, (los que persiguen al Hombre del Tiempo a bordo del minutero sin querer ver que éste es el dueño de las agujas del reloj).

Pero en realidad el Tiempo en aquel momento, estaba a la cola de las cosas importantes. Pues ambos; un instante arriba, un instante abajo; acababan de reconocer algo que jamás habían visto antes.

Anuncios

Acerca de 1prosaenverso

Amante de la comunicación no verbal, de las metáforas y analógias. De decirlo todo sin las palabras adecuadas. Enamorada del amor que no existe.
Esta entrada fue publicada en Actualidad, amor, Prosaenverso, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s